Teatro Reina Victoria Madrid

Carrera de San Jerónimo, 20, 28012 Madrid
ES

Información del recinto

El Teatro Reina Victoria es una sala de teatro ubicada en Madrid (España). Fue inaugurado el 10 de junio de 1916, construido según los planos del arquitecto José Espelius. Para la apertura, presidida por los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, se eligió la obra El capricho de las damas. La fachada es una de las más singulares de los teatros madrileños, con vidrieras de Maumejean y mosaicos de Talavera. Tiene capacidad para más de 600 espectadores. De la decoración original del interior no queda ningún elemento. Sobre el patio de butacas se ve una claraboya que en sus primeros años se abría para ventilar la sala. Durante la II República se llamó simplementeVictoria y en octubre de 1936 fue rebautizado con el nombre del dramaturgo Joaquín Dicenta.

Una gata sobre un tejado de zinc caliente

Teatro Reina Victoria
MADRID
29/03/17 / 20:00 horas

Teatro Reina Victoria

Valoración
 
Entradas disponibles
Entradas desde € 18,00
Entradas
Una gata sobre un tejado de zinc caliente

Teatro Reina Victoria
MADRID
30/03/17 / 20:00 horas

Teatro Reina Victoria

Valoración
 
Entradas disponibles
Entradas desde € 18,00
Entradas
Una gata sobre un tejado de zinc caliente

Teatro Reina Victoria
MADRID
31/03/17 / 20:30 horas

Teatro Reina Victoria

Valoración
 
Entradas disponibles
Entradas desde € 22,00
Entradas
The Spirit of Magic - La magia del inglés

Teatro Reina Victoria
MADRID
1/04/17 / 12:00 horas

Teatro Reina Victoria

 
Entradas disponibles
Entradas desde € 10,00
Entradas
Una gata sobre un tejado de zinc caliente

Teatro Reina Victoria
MADRID
1/04/17 / 18:00 horas

Teatro Reina Victoria

Valoración
 
Entradas disponibles
Entradas desde € 22,00
Entradas
Teatro Reina Victoria Madrid
3.6 (384 Comentarios )
Atmósfera
Vista y acústica
Baños
Aparcamiento
En las instalaciones de servicio

Opiniones seleccionadas para este lugar:

oscar, 26/03/17
Una gata sobre un tejado de zinc caliente (26/03/17) - Lamentable teatro y floja adaptación
Que en marzo de 2017 paguemos más de 24 euros para ver una obra en un teatro cuyas instalaciones se caracterizan por butacas que piden a gritos ser sustituidas y por la ausencia de una insonorización adecuada que permite que cualquier ruido de la calle se perciba con claridad en el interior haciendo muy difícil concentrarse en lo que los actores intentan representar...tiene su aquel. Cuanto menos el teatro debería advertirlo y de la misma forma que se advierte y se paga menos por butacas de visibilidad reducida...aquí deberían existir butacas con audición potencialmente reducida. Y es que este teatro con más de 100 años de historia requiere sí o sí, una mejora en beneficio del espectador que es quien al final permite su existencia. El teatro Reina Victoria tiene las puertas de emergencia en la misma platea y éstas dan a la calle Echegaray a escasos metros de la Carrera de San Jerónimo....con lo que cualquiera puede entender que el trasiego de gente (y ya no digamos un jueves/viernes o fin de semana) es enorme y el volumen de ruidos significativo. Risas, gritos, conversaciones, trajines de maletas fueron presentes durante el viernes 24 de marzo, día en el que acudí a ver esta obra, y que como he dicho, me hicieron muy difícil disfrutar de la misma. Y si a esto ya le unimos que un espectador, con total falta de pudor y mala educación mantuvo durante un buen rato una conversación telefónica...apaga y vámonos. Pese a todo, si la obra hubiera resultado excepcional como el texto original, todo lo anterior habría quedado en mera anécdota. Pero no. No me gustó la adaptación. Me pareció hecha con retazos y recortes pero sin lograr una fluidez adecuada y provocando que no se entiendan las actuaciones de algunos personajes en ciertos momentos (e.g. el rapapolvo que el padre de forma sorpresiva echa a su mujer acusándole de algo que el público desconoce). En cuanto a los actores...del que quizás menos esperaba, fue del que más obtuve: Eloy Azorín (y el único que parecía saber declamar -algo que para el teatro parece más que aconsejable para cualquier actor). Juan Diego...todo lo contrario...quizás por esperar mucho, el chasco fue mayor. Me daba la sensación por momentos de que no recordaba el texto y desde luego en varias ocasiones me costó muy mucho entender lo que estaba diciendo. Supongo que este grandísimo actor no tuvo su mejor noche. En cuanto a Begoña Maestre, bastante bien aunque en el arranque pensé que se quedaría sin voz...quizás es que Eloy ponía el nivel muy alto. Y por último, que el personaje de Ana Marzoa -buena actriz- que no es otro que el de la mujer de Juan Diego, tuviera un acento tan marcadamente gallego...representando una familia de la américa profunda...me descolocó un poco y debió haber sido la única anécdota graciosa de la noche...pero ya ven que no fue así. Una pena.
Nuria, 25/03/17
Una gata sobre un tejado de zinc caliente (25/03/17) - Buen reparto
Juan Diego superior. Pero el teatro ha dejado mucho que desear, se escuchaba todo lo que pasaba en la calle y no te dejaba escuchar a los actores y te distraia de la función.
Antono, 24/03/17
Leo Harlem (24/03/17) - Muy divertida y amena la actuación
Se hace corta la función, muy bien llevada pues interactúan y resulta fresca y ligera. Se me pasó el tiempo muy rápido,señal de lo entretenida que fué

Localización

Dirección: Teatro Reina Victoria
Carrera de San Jerónimo, 20, 28012 Madrid
Venta telefónica
902 488 488

0,09€ /min (IVA incluido)

Establecimiento de llamada: 0,12€ (IVA incluido).

Esta web pertenece a la sociedad Entradas Eventim, SAU con CIF A81933772.

Lun - Dom 10-24 h.